Haga negocio de finca raíz y quédese con dos casas

En un entorno de inflación controlada y tasas de interés muy bajas, la vivienda es un negocio rentable. Maximice su capital. Pague su primer inmueble, hipotéquelo y con los ingresos del arriendo pague el crédito que necesita para comprar otro. Obtenga una rentabilidad del 15%.

Todos los colombianos soñamos con tener casa propia. En términos generales, la finca raíz es un buen negocio. Salvo contadas excepciones en el país, como lo fue la crisis hipotecaria de los años noventa, la valorización de los precios de la vivienda ha sido mayor a la inflación. Las expectativas de valorización para los próximos años son buenas. Francisco Pombo, avaluador y miembro de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, dice que están entre el 8% y 10%.

El negocio usual es sacar un crédito hipotecario para que en unos años cuando la deuda está saldada, ganar una valorización. Las bajas tasas de interés hacen que la inversión en vivienda produzca en este momento más de lo que lo están haciendo los CDT o la compra de dólares. Es una inversión, que aunque puede ser menos rentable que las acciones, es mucho menos volátil.

Hay que sacarle provecho a esta coyuntura de bajas tasas de interés, valorización de los precios y cánones de arriendo altos -entre el 0,5% e incluso el 1,3% del valor comercial en estratos uno y dos- para maximizar la rentabilidad del negocio de la vivienda. ¿Qué tal una tasa interna de retorno del 15% efectiva anual? Nada mal si se tiene en cuenta que un CDT a un año está rindiendo entre el 3% y el 5% E.A y los TES Junio 2020 están dando más o menos 8% E.A.

El negocio es comprar para arrendar y con ese arriendo pagar la segunda vivienda. Es muy sencillo. Si no sabe qué hacer con sus ahorros que le están rindiendo muy poco, lo que hay que hacer es utilizar una parte del dinero disponible para comprar una casa o apartamento y la otra para pagar la cuota inicial de una segunda vivienda. El canon de arriendo del primer inmueble cubre todos los gastos e impuestos de ambos bienes, así como la deuda adquirida para financiar la segunda vivienda.

En un plazo de 10 años, el crédito estará saldado y además habrá ganado con la valorización de ambos bienes. El 70% de la segunda vivienda se paga con la primera. Sin que el inversionista ponga un solo peso extra. ¿Le suena? Si al cabo de esos 10 años, decide vender los dos inmuebles, el inversionista tendrá una tasa interna de retorno del 14,8% E.A o podrá seguir disfrutando de la renta con un patrimonio mucho mayor.

                       Información tomada de: http://www.finanzaspersonales.co
Todos los derechos reservados © Constructora Sintagma 2016
Diseñado y Desarrollado por: www.neuromedia.com.co

shop giày nữthời trang f5Responsive WordPress Themenha cap 4 nong thongiay cao gotgiay nu 2015mau biet thu deptoc dephouse beautifulgiay the thao nugiay luoi nutạp chí phụ nữhardware resourcesshop giày lườithời trang nam hàn quốcgiày hàn quốcgiày nam 2015shop giày onlineáo sơ mi hàn quốcf5 fashionshop thời trang nam nữdiễn đàn người tiêu dùngdiễn đàn thời trang